“Islas momentáneas de felicidad” Antonio Muñoz Molina


John Cheever en su casa de Ossining en 1979. Foto: Paul Hosefros/The New York Times

John Cheever en su casa de Ossining en 1979. Foto: Paul Hosefros/The New York Times

Dice Updike: “Sus protagonistas errantes se mueven, en sus frágiles simulacros suburbanos del Paraíso, de una isla de momentánea de felicidad amenazada a otra”.

Pero en su vida, como en sus cuentos, el espanto no es la única verdad, y si la negrura nos afecta en ellos como una desgracia personal es porque siempre sucede en la cercanía de instantes de felicidad o belleza, o de posibilidades tan hermosas que no pierden su brillo aunque no lleguen a cumplirse. En El nadador un hombre ve en el cielo una montaña de cúmulos y piensa que parecen una ciudad vista desde lejos, a la que se llega en un barco, y piensa un nombre, Lisboa. Quien escribe unas líneas así es que ha conocido el paraíso. –

Seguir leyendo artículo completo

“Islas momentáneas de felicidad” Antonio Muñoz Molina
El País. Babelia
21/03/2009

Anuncios

Un pensamiento en ““Islas momentáneas de felicidad” Antonio Muñoz Molina

  1. “Como un espía en su propio mundo. Acataba aquella normalidad con la fe que sólo sienten los grandes impostores, y al mismo tiempo que se sentía encarcelado por ella vivía con el miedo de perderla si lo desenmascaraban”. Subrayado. Y punto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s